Qué hacemos


La Biblioteca Escolar Futuro UC es un programa de la Pontificia Universidad Católica de Chile que comenzó tres años atrás con el objetivo de crear bibliotecas para niños de establecimientos educacionales con alto índice de vulnerabilidad escolar (IVE) en campus o lugares donde la UC tiene presencia a través de centros de investigación o instituciones asociadas. Junto con la creación de estos espacios, en cada biblioteca se desarrolla una propuesta de iniciativas culturales y académicas dirigidas a alumnos y profesores. De esta manera, la BEF abre las puertas de la UC a niños y jóvenes de contextos vulnerables, ayudando a potenciar sus sueños y entregándoles herramientas para que desarrollen más y mejores competencias lectoras.

Actualmente, cuenta con 15 bibliotecas a lo largo del país, entre Alto Hospicio y Puerto Tranquilo, y está próxima a inaugurar tres nuevos espacios de lectura en el Cabo de Hornos con la instalación de una sala juvenil en Puerto Williams, la habilitación de una biblioteca para la comunidad yagana que reside en la Villa Ukika y un proyecto de canoas lectoras que llegará con libros a las 11 alcaldías de mar que tiene la Armada de Chile en Timbales, Yamana, Navarino, Puerto Toro, Corrientes, Cabo de Hornos y en las Islas Snipe, Picton, Nueva, Lenox y Wollaston.

Junto con ello, ha logrado traspasar las fronteras de recintos penitenciarios y aportar con un grano de arena a los jóvenes que hoy están en el Servicio Nacional de Menores debido a la cercanía física de estos centros a los campus de la universidad. De esta forma, la cobertura de la Biblioteca Escolar Futuro UC es de 90.000 escolares a lo largo de Chile.