UC

Biblioteca Escolar Futuro

Biblioteca Escolar Futuro invitó a soñar a niños del SENAME

Sus sueños son distintos a los de muchos niños, para ellos la vida ha sido más difícil y la mayoría anhela la libertad o estar con sus familias. Se trata de cerca de 160 jóvenes que se encuentran actualmente recluidos en el Centro de Internación Provisoria de San Joaquín y que recibieron la visita de diferentes representantes de la universidad que los invitaron a dibujar sus esperanzas.

La actividad fue parte de una iniciativa de la Biblioteca Escolar Futuro, donde ocho artistas y diseñadores de la UC, gracias al apoyo de Pilot y Adix, realizaron un taller de ilustración con los niños del SENAME. Los encargados de estos talleres fueron Mario Ubilla, Marcela Fuenzalida, María José Benvenuto, Sebastián Cobo, Angela Errázuriz, Angelica Turner, Soledad Hola y Francisco Chateau.

Durante la jornada los adolescentes plasmaron en estuches sus deseos más profundos. Ricardo dibujó una casa porque sueña con tener un hogar, lo mismo que Nicolás y muchos otros; Juan en cambio hizo una cancha de futbol, su gran pasión, que refleja el gran sueño de llegar a ser un jugador profesional; Sebastián con un gran talento dibujó una bicicleta con la que quiere recorrer Chile algún día. Pero la gran mayoría sólo sueña con ser libres, dejar las drogas y poder optar a una vida mejor. Estas obras serán parte de una exposición que realizará la Biblioteca Escolar Futuro.

Luego de dibujar, algunos niños participaron de un taller sobre la vida y obra de la cantautora chilena, Violeta Parra a cargo de la profesora de la Facultad de Letras, Paula Miranda. La actividad cultural que se ha desarrollado en el Sename nos llena de alegría, dijo el rector Ignacio Sánchez, “ya que significa poder compartir la creatividad y sueños de muchos jóvenes y adolescentes que quieren tener la esperanza de un nuevo proyecto de vida. La UC los acompaña y los apoya, con toda la energía que nos da un proyecto que está al servicio de los jóvenes, para que descubran los talentos y capacidades que tiene cada uno de ellos, para un mejor futuro personal y de su entorno familiar".

Erica Contreras, jefa técnica del Centro de Internación Provisoria de San Joaquín, valoró la actividad realizada por la Biblioteca Escolar Futuro, “este tipo de actividades son muy buenas para ellos, porque los hace salir de la rutina y volver a ser niños. Además, el saber que sus trabajos serán expuestos los ha motivado bastante y por eso han puesto esfuerzo en hacer dibujos lindos y que realmente reflejen lo que sienten”.

Este centro del SENAME alberga a una población de cerca de 160 adolescentes entre los 14 y 18 años, se trata de una población rotativa ya que acá se encuentran aquellos niños que están a la espera de su sentencia definitiva. Trabajan alrededor de 181 personas y la comunidad se divide en ocho casas, donde viven entre 10 y 20 niños.